La PEP puede prevenir que se contraiga el VIH tras la exposición al virus

Compartir: Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

La profilaxis posexposición (PEP, por sus siglas en inglés) es una manera de prevenir que se contraiga el VIH al tomar medicamentos contra el VIH tras una reciente posible exposición al virus. La PEP se encuentra disponible en salas de emergencia y consultorios médicos, y debe empezar a tomarse dentro de las 72 horas que siguen a una posible exposición al VIH.

¿Cuándo se debe tomar la PEP?

Si usted cree que tuvo una exposición reciente al VIH, hable sobre la PEP de inmediato con su proveedor de atención de la salud o con el médico de la sala de emergencias. La exposición puede tener lugar:

  • Durante la actividad sexual, por ejemplo, si se rompe el condón
  • Al compartir agujas y utensilios para preparar drogas
  • Debido a una agresión sexual
  • Debido a un accidente laboral en un entorno sanitario

Para trabajadores de atención de la salud expuestos al VIH

Los trabajadores de atención de la salud que hayan sido expuestos al VIH en el lugar de trabajo deberán reportar la exposición a un supervisor y obtener atención médica de inmediato. La transmisión ocupacional del VIH a trabajadores de atención de la salud es extremadamente infrecuente, y el uso adecuado de dispositivos y barreras de seguridad puede ayudar a minimizar el riesgo de exposición al cuidar a pacientes con VIH.

Los clínicos que cuiden a trabajadores de atención de la salud que hayan tenido una posible exposición pueden llamar a la línea directa PEPline (1-888-448-4911), que ofrece asesoramiento las 24 horas del día sobre cómo manejar las exposiciones ocupacionales al VIH, así como a las hepatitis B y C. Los trabajadores de atención de la salud que se hayan visto expuestos también pueden llamar a la línea PEPline, pero deberían obtener atención médica local en primer lugar. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) cuentan con pautas para el manejo de las exposiciones al VIH de trabajadores de atención de la salud y recomendaciones para la PEP. Infórmese sobre la exposición ocupacional al VIH y las estrategias para prevenirla consultando esta hoja informativa de los CDC.

¿Cómo se debe tomar la PEP?

Si a usted se le receta la PEP, deberá tomarla una o dos veces al día por 28 días. Si bien la PEP resulta efectiva en la prevención del VIH cuando se administra correctamente, no es efectiva al 100 por ciento. La PEP no presenta riesgos pero podría causar efectos secundarios como la náusea en algunas personas. Estos efectos secundarios pueden ser tratados y no ponen en riesgo la vida.

La PEP no sustituye el uso regular de otros métodos comprobados para la prevención del VIH, tales como:

  • La profilaxis preexposición (PrEP), que consiste en tomar a diario medicamentos contra el VIH para reducir sus probabilidades de contraer el virus de una pareja seropositiva
  • Usar condones de forma correcta cada vez que mantiene actividad sexual
  • Usar únicamente sus propias agujas y utensilios nuevos y estériles cada vez que se inyecte drogas

¿Cómo puedo pagar la PEP?

Si a usted se le receta la PEP tras una agresión sexual, podría ser elegible para el reembolso parcial o total de los medicamentos y los costos de la atención clínica a través de la Oficina para Víctimas de Delitos, financiada por el Departamento de Justicia de los EE. UU. (consulte los datos de contacto para cada estado).

Si usted es un trabajador de atención de la salud que se vio expuesto al VIH en el desempeño de su trabajo, su seguro de salud laboral o de indemnización por accidentes laborales normalmente pagará la PEP.

Si se le receta la PEP por otro motivo y usted no puede obtener cobertura de seguro, su proveedor de atención de la salud podrá solicitar medicamentos para la PEP gratuitos a través de los programas de asistencia con los medicamentos que administran las compañías farmacéuticas. Las solicitudes se encuentran disponibles en línea y pueden enviarse por fax a la compañía; algunas compañías cuentan con líneas telefónicas especiales. En muchos casos estas solicitudes pueden tramitarse con carácter urgente, para evitar demoras en la obtención de los medicamentos.

Infórmese sobre la PEP en el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.