d
c

El tratamiento como prevención del VIH

Compartir: Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus

Llegar a cero casos de VIH está al alcance 

Si se le ha diagnosticado el VIH, usted debería iniciar el tratamiento lo antes posible.

El tratamiento contra el VIH le resultará beneficioso y previene que usted transmita el virus a otras personas. Es así como surgió la expresión “tratamiento como prevención”. Debido a los avances en el tratamiento del VIH, en la actualidad llegar a cero casos de VIH es una meta alcanzable.

El tratamiento como prevención se define como la receta por parte de un médico de medicamentos contra el VIH, o antirretrovirales, a las personas seropositivas. Dicho tratamiento reduce el riesgo de transmitir la infección por el VIH a otras personas. Las personas que viven con VIH deberían tomar estos medicamentos a diario, exactamente como fueron recetados, con objeto de reducir o suprimir la carga viral de VIH, es decir la cantidad de virus VIH en la sangre. Esta forma de lograr la “supresión viral” previene la enfermedad al mantener el funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Los resultados de estudios médicos recientes indican que las personas con VIH que han alcanzado la supresión viral tienen escasas probabilidades, y posiblemente cero probabilidades, de transmitir el VIH a otros durante la actividad sexual o al compartir agujas. De modo similar, las mujeres embarazadas o que estén amamantando y que hayan logrado la supresión viral no tienen prácticamente ninguna probabilidad de transmitir el VIH a sus bebés. Sin embargo, conforme reduce su carga viral, sigue siendo muy importante que usted practique el sexo seguro y cuide su salud física y mental.

Como resultado de estos alentadores estudios, Illinois es uno de varios estados y ciudades que han emprendido iniciativas denominadas “Getting to Zero” (Llegar a cero) para obtener los aportes de la comunidad, involucrar a las partes interesadas clave y desarrollar el marco para un plan de tratamiento y prevención del VIH.

Si bien las personas que viven con VIH pueden prevenir su transmisión al alcanzar la supresión viral, las personas seronegativas con alto riesgo de contraer el VIH pueden protegerse de la infección mediante la profilaxis preexposición (PrEP) o la profilaxis posexposición (PEP). La PrEP consiste en tomar a diario medicamentos contra el VIH para reducir las probabilidades de contraer el VIH de una pareja seropositiva. La PrEP es altamente efectiva si se usa como se recetó, pero menos efectiva cuando no se toma de forma continua.

La PEP consiste en tomar medicamentos contra el VIH tras la exposición potencial al virus, con objeto de prevenir la infección. La PEP se encuentra disponible en salas de emergencia y consultorios médicos, y debe empezar a tomarse dentro de las 72 horas que siguen a una posible exposición al VIH como resultado de las relaciones sexuales, una agresión sexual, compartir agujas o utensilios para preparar drogas, o un accidente laboral en un entorno sanitario.

Las mujeres embarazadas que viven con VIH pueden mejorar su salud y reducir en gran medida sus probabilidades de transmitir el virus a sus bebés tomando medicamentos contra el VIH antes, durante o después del nacimiento. Si una mujer toma medicamentos contra el VIH tal y como fueron recetados durante el embarazo, el trabajo de parto y el parto, así como al amamantar, el riesgo de transmisión del VIH puede ser del 1 por ciento o inferior.

Son buenas noticias para las personas que viven con VIH, sus parejas y sus bebés. No obstante, la clave es mantenerse en tratamiento regular y tomar medicamentos contra el VIH a diario, exactamente como se recetaron, para lograr la supresión viral y prevenir la transmisión a otras personas.

Spanish language poster